La Comunidad de Madrid quiere promover un nuevo modelo de turismo sostenible, de calidad y descentralizado con el proyecto ‘Villas Floridas de Madrid’. Casi la mitad de los municipios que se beneficiarán de este plan están en la Sierra Norte de Madrid. En concreto, Buitrago del Lozoya, Manzanares El Real, Torrelaguna, Patones y Rascafría formarán parte de este plan piloto junto a San Martín de Valdeiglesias, Villarejo de Salvanés, Chinchón, Colmenar de Oreja, Navalcarnero y Nuevo Baztán.

‘Villas floridas de Madrid’ tendrá como eje principal la decoración floral y el embellecimiento en las once villas, aunque desarrollará otros aspectos como la limpieza del espacio urbano, el cuidado y rehabilitación de fachadas o la rotulación de establecimientos y de mobiliario urbano. Asimismo, la sostenibilidad y el cuidado del medio ambiente jugarán un papel fundamental a la hora de “poner guapas” estas Vilas.

El objetivo común es construir destinos turísticos más competitivos y aumentar así el flujo de turistas hacia estas localidades. Para ello, ‘Villas Floridas de Madrid’ pretende dotar a estos municipios de una identidad y un entorno sostenible, agradable, cuidado, limpio, bonito y saludable.

Por otro lado, esta actuación pretende servir como revulsivo para revitalizar la economía local gracias al impacto turístico generado. Durante la presentación del proyecto en el marco de Fitur, la consejera de Cultura y Turismo del Ejecutivo autonómico, Marta Rivera de la Cruz, destacó que «el turismo supone el 7% del PIB de nuestra región, una riqueza y una industria que tienen que salir de la almendra central y abrirse a otros municipios de la Comunidad. Eso es lo que pretendemos con esta iniciativa”, afirmó la consejera.

Rivera de la Cruz explicó que la idea ya se ha puesto marcha con éxito en países como Francia y Alemania, “y que en la Comunidad de Madrid vamos a adaptar a las singularidades de cada villa, para explotar al máximo sus valores y dotarlas de ese valor añadido que marque la diferencia”.

El espíritu de este proyecto obedece al #compromiso179, una iniciativa de la Consejería de Cultura y Turismo cuyo objetivo principal es que todos los madrileños tengan igual acceso a la cultura y que el flujo de turistas se diversifique y llegue a todos los municipios.